Vibrando Alto México

Nuestra historia

Todo empezó cuando tres personas decidieron por su cuenta seguir un camino espiritual…

Un día se conocieron en el Centro Budista de la Ciudad de México Óscar, Vianett e Inés, y enseguida se hicieron muy buenos amigos. Cada uno tenía pensamientos distintos acerca de lo que era la vida y modos distintos de vivirla. Pero en el fondo, los tres querían lo mismo: ¡Vibrar más alto! En el 2017 Inés y Vianett hablaron acerca de abrir una página donde se pudiera acompañar a los demás en su proceso espiritual, y ayudarles a desarrollar aspectos como la confianza, el amor, la ecuanimidad, y todo aquello que permitiera llenar de luz sus caminos.

Quedó en planes y deseos, como todas las primeras ideas que surgen en un café. En el 2019,  Inés decidió abrir una página para promocionar clases de meditaciones, talleres de emociones y gestalt, ya que su estadía en Oaxaca lo requería para poder ganar ingresos. Y de nuevo, abierta la página, se quedó un poco estancada la idea. Y entonces, en el 2020, llegó por sorpresa una terrible noticia: las notas decían que gente se estaba muriendo por un virus que se originó en China. Todo era muy confuso, pero todo el mundo se tuvo que quedar en casa.

Entonces, Inés sospechó que sería una grandiosa oportunidad para ayudar a la gente a no caer en depresión, a bajar los niveles de ansiedad y a generar una comunidad donde se pudiera conversar de aquello que le afligía a la gente y encontrar formas de estar bien, en comunidad. Se acordó de su querida amiga Vianett, que hace mucho no veía, y le platicó del proyecto. Empezarían dando meditaciones en línea de forma gratuita por medio de la página que ya había abierto María Inés y que estaba un tanto abandonada

¡Esto le pareció buenísima idea a Vianett quien enseguida aceptó! Empezaron con gran emoción, y después de unas semanas, Vianett le comentó a Óscar del proyecto quien emocionado también, entró a dar meditaciones zen.

Poco a poco se fueron generando más ideas, desde prácticas de yoga, pláticas por zoom, jornadas de temas importantes, cápsulas de bienestar, fusiones con centros y colaboraciones con personas de espacios similares.

Hoy en día, Vibrando Alto México se ha convertido en un proyecto real que une más que nunca a estos tres personajes, y que cada día intentan vibrar más alto y ser mejores personas en el mundo.

Vibremos alto, sintiendo que cada día es el primero que tenemos al amanecer
y el último que tenemos al dormir.

Les abrazamos y les tenemos en el corazón,

Con cariño,

Inés, Vianett y Óscar

Inés Pozo

Desde niña fue educada en una espiritualidad muy abierta, respetando toda forma de vida y amando cualquier ser que inspirara caminar en un sendero de luz. Ya llevaba a la virgen María en el corazón desde muy pequeña, pero se hizo más grande este amor al conocer a Jesús, maestro que actualmente la inspira y acompaña. A los 20 años estudió budismo, conoció la meditación y la vida de Sidhartta Gotama, quien se convirtió en su segundo maestro. Pasó por estudios de antropología, educación humanista y gestalt. Ha trabajado en espacios de servicio al cliente, en colegios con niños y adolescentes, en asociaciones por el medio ambiente y como instructora de meditación. Ama con locura a los gatos y son su compañía de cada día.

Vianett García

Es practicante de budismo y mitra de la comunidad budista Triratna. El arte está muy presente en su vida, y a través de éste ha logrado expresar sus emociones de una forma fluida y auténtica. Actualmente se dedica a ser dibujante y muralista, al diseño de modas, elaboración de accesorios y malas (rosarios) budistas, analista de color y estilos. Le inspira la posibilidad de que todos los seres se liberen del sufrimiento, así como de estados mentales torpes. Le gusta ayudar a los demás a acercarse a un camino espiritual y a ver la realidad tal como es, lo que la ha llevado a ser asesora de meditación, y a trabajar cada día en su interior para un día poder iluminarse.

Óscar Franco

Es traductor y desde finales del siglo pasado se ha dedicado a practicar la meditación budista. En especial, ha explorado las enseñanzas zen y vipassana. Desde el 2004 ha
guiado sesiones de meditación en diferentes espacios: centros budistas, escuelas, jardines, en la prisión y en sesiones particulares. Tiene estudios en literatura inglesa y ciencias de la comunicación, áreas en las que también ha trabajado. Ha traducido cerca de veinte libros y textos sobre educación, meditación y budismo. Su desarrollo de la práctica intenta acercar los frutos de la sabiduría milenaria a la realidad de cada día, para llevar una vida más coherente, sencilla, tranquila, lúcida y sana.

close

¡Estemos más cerquita!

Únete a nuestro boletín mensual para enterarte de todas nuestras actividades y eventos de bienestar y espiritualidad.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.