Intimidad


La mayor intimidad
la encontramos en el Silencio;
En el Silencio y desde el Silencio
la mirada es pura, libre de juicios,
libre de toda expectativa, de toda exigencia,
…de toda necesidad.
Desde esta mirada
no hay lugar a la separación,
ya que toda apariencia de fronteras,
de distancias psicológicas, mentales,
se desvanecen en la intimidad
de esta mirada inocente, silenciosa.
En el Silencio nos encontramos
bien solos, o bien a través del “otro”
…con nosotros mismos,
…con nuestra propia intimidad;
Quedamos entonces desnudos,
vulnerables, expuestos,
pero sobre todo confiados,
entregados…y libres para Amar.
Esta mirada puede darse de igual forma
en toda escena, en todo lugar,
quedando de algún modo abiertos
a otra Realidad;
Es Aquí, en la intimidad del Silencio
donde el mundo aparente desaparece,
donde realmente…nos conocemos,
y más allá de las formas
podemos reconocer y apreciar
lo que realmente somos,
Paz, Silencio, Intimidad.

Aitor Pablogorrán

Comparte este post:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Síguenos en redes:

Lo más reciente:

¿Te gustó este post?

Suscríbete y te avisaremos cada vez que haya un nuevo post:

Sin spam, sólo contenido de valor para ti, directo a tu bandeja de entrada.